El servicio consiste en el registro fotográfico y de video de las condiciones de suciedad del condensador, identificando magnitud de depósito (en milímetros) y la naturaleza del mismo. Esto permitirá contar con una clara visión del alcance de la incrustación al interior de los tubos, de manera que permita tomar decisión sobre la programación de limpieza y el tipo de tecnología a utilizar. Paralelo a ello, la identificación del tamaño de la suciedad hará posible calcular el porcentaje de sobreconsumo eléctrico que es generado por las impurezas del agua que van recirculando a través del proceso y que terminan por incrustarse en las tuberías.

Para registrar la situación del intercambiador se utiliza un boroscopio con Sonda flexible de gran alcance y calidad de imagen. Por otra parte, la medición del diámetro de tubos se ejecuta a través de dados normalizados y herramientas de precisión. Al finalizar el servicio se hace entrega de un disco con fotografías e informe, resumiendo el trabajo efectuado y anexando una lista de actividades.

El objetivo de este servicio es evaluar en que condición se encuentra el equipo a intervenir y obtener indicadores de suciedad, para reflejar los resultados finales que la tecnología ATCS (AUTOMATIC TUBE CLEANING SYSTEM) es capaz de otorgar en el tiempo.

Boroscopio para servicio de inspección de Chillers.
Dados normalizados para medición de la suciedad en diámetro de los tubos internos del Chillers.